Inicio ARGENTINA & EL MUNDO 10 grandes libros sobre el Muro del Berlín, para conocer mejor la...

10 grandes libros sobre el Muro del Berlín, para conocer mejor la historia

6
0
Compartir

La historia de la humanidad es un conflicto eterno que va teniendo diversas rostros. Un buen ejemplo es el Muro de Berlín, un cordón de concreto que el 13 de agosto de 1961 se convirtió en una frontera interna. De un lado la Alemania capitalista, o República Federal de Alemania, y del otro la Alemania comunista, o República Democrática Alemana. La historia terminó el 9 de noviembre de 1989 —hoy se cumplen 30 años exactos—, con la caída del muro y la posterior reunificación del país germánico. Pero nadie olvidaría el símbolo más popular de la Guerra Fría. La literatura tampoco, son muchísimos los libros escritos sobre aquel paisaje. A continuación, una breve lista para adentrarnos en un pasado no tan lejano.

El saltador del muro, de Peter Schneider

Publicada originalmente en 1982, esta novela cuenta la historia de un berlinés occidental que saltó al Este sin ninguna razón “comprensible”, pero también de tres amigos que saltan el muro cada semana en dirección opuesta para ver la última película de Hollywood, y también del organizador de dos falsas redes de espionaje simultáneamente en ambas Alemanias. El narrador es un joven escritor que comienza a reunir historias sobre un país desgarrado y se da cuenta que el muro es algo más profundo que una hilera de ladrillos: está dentro de todos, y resulta demasiado difícil de saltarlo.

El cineasta Werner Herzog dijo del libro: “El muro de Berlín todavía sigue ahí, un bloque de hormigón pegado a otro, y Peter Schneider lo ha observado desde ambos lados y también en el interior de nuestras mentes. Se trata de la descripción definitiva de esta obra arquitectónica; a partir de aquí ya no se precisan más explicaciones. Casi nos atreveríamos a afirmar que gracias a esta descripción el muro mismo ha dejado de existir”.

El espía que surgió del frío, de John le Carré

El escritor británico John le Carré publicó su célebre novela en 1963, dos años después de que se levantara el Muro y con ella sentó las bases de un género, además de lograr la fama que aún lo acompaña. La trama se desarrolla en Inglaterra y Alemania y, como sugiere el título, otorga una dura y sacrificada visión del espionaje de la época de la Guerra Fría. Su protagonista, un espía inglés llamado Alec Leamas, recibe el encargo de realizar una operación contra el jefe del contraespionaje de la RDA, enemigo personal. Pero resulta que todo era mucho más complicado de lo que creía. La novela tiene sobre el final una vuelta de tuerca inesperada. La crítica celebró el libro, así como también los lectores. En 1965 se hizo una adaptación para el cine que contó con el actor Richard Burton.

“Escribí El espía que surgió del frío a los treinta años, bajo una intensa tensión personal que no compartía con nadie y en una privacidad extrema”, cuenta en el prólogo el autor, al recordar sus cinco años como agente del servicio de inteligencia de su país, disfrazado de diplomático en la embajada británica de Bonn, tras lo cual sólo se dedicó a escribir.

Es cuento largo, de Günter Grass

Alemania, entre la caída del Muro y la Unificación, entre el júbilo y la resaca. Gran libro sobre la compleja reunificación de las dos Alemanias, de eso trata este libro publicado en 1996 por Günter Grass, el célebre escritor alemán galardonado con el Premio Nobel de Literatura y el Príncipe de Asturias.

Se trata para algunos de una obra maestra y de un punto de vista insólito e irritante, para todos. Al autor de El tambor de hojalata lo acusaron de idealizar a la RDA y la novela apareció en momentos en que en el Este del país, la euforia por el final de la dictadura comunista había dado paso a cierta desilusión por el aumento del desempleo, lo que muchos sentían como una pérdida de identidad y las diferencias con Occidente, que seguían siendo notorias.

Zona de tránsito, de Julia Franck

Antes de la caída del Muro, en los precarios edificios del campamento de refugiados de Marienfelde, en Berlín occidental, donde se alojan los hombres y mujeres llegados de países del otro lado del telón de acero, se cruzan los destinos de numerosas personas que aspiran a integrarse en la sociedad que los ha recibido. Entre ellas, está Nelly Senff —una joven viuda que abandona la República Democrática Alemana junto con sus dos hijos—, Krystyna Jablonovska —una violonchelista polaca que ha huido de su país para procurarle a su hermano, enfermo de cáncer, un tratamiento mejor—y Hans Pischke —un actor y ex presidiario—.

El cuarto personaje, John Bird, es miembro del servicio secreto estadounidense y, junto con agentes de numerosos países, toma declaración a los refugiados para averiguar si alguno trabaja para la Stasi, el órgano de inteligencia de la República Democrática Alemana. La novela de Julia Franck, traducida al español en 2007, es una buena pintura de época y sus relaciones.

La caída del Muro de Berlín, de Ricardo Martín de la Guardia

Un libro que se publicó este año. Este autor español es catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Valladolid que en este texto elabora un análisis exhaustivo de las causas que provocaron la construcción del muro, así como las consecuencias que desencadenó en los años posteriores. Muchos lo han definido como un «recorrido magistral” por la Alemania en plena Guerra Fría.

El inocente, de Ian McEwan

EL libro se publicó en 1990 pero la historia que narra el gran escritor británico transcurre antes, mucho antes, en 1955, plena Guerra Fría. Leonard, un joven técnico en comunicaciones —inglés, virgen y escasamente mundano—, es enviado a trabajar en un proyecto conjunto de los servicios de inteligencia británicos y americanos, la “Operación Oro”. Tras una breve exploración de los kafkianos vericuetos de la vida berlinesa, Leonard descubre la naturaleza del proyecto: la instalación de una central telefónica destinada a intervenir las comunicaciones entre el ejército soviético de ocupación y Moscú, en un túnel que penetra en el Berlín ocupado por los soviéticos y que están cavando en secreto y a marchas forzadas.

Pero Berlín será mucho más que un laberinto de espías para el inocente británico: Leonard conocerá a María, una alemana divorciada y algo mayor que él, y los trabajos del túnel se alternarán con los del amor. María y Berlín serán la iniciación del joven a casi todas las “cosas de la vida”. Lo de Ian McEwan es una extraordinaria incursión literaria en una de las épocas más candentes de nuestra historia reciente. La novela llegó al cine en una película dirigida por John Schlesinger y protagonizada por Anthony Hopkins e Isabella Rossellini. Por su parte, McEwan siguió pendiente del tema, de hecho, en su magistral Los perros negros, la caída del Muro de Berlín tiene un lugar central.

El cielo partido, de Christa Wolf

Para quienes no lo sepan, Christa Wolf era una escritora nacida en 1929 en una ciudad alemana que hoy pertenece a Polonia. Escribió novelas, ensayos y guiones cinematográficos. Murió en 2011. Y dejó piezas como El cielo partido, una novela publicada en 1963 y llevada a la pantalla en 1964 por Konrad Wolf. La novela trata sobre la historia de Rita Seidel, una joven de 19 años, y su novio Manfred Herrfurth. Se desarrolla en la República Democrática Alemana poco antes de la construcción del muro en los años 60.

Rita y Manfred se conocen durante un baile y empiezan a salir juntos. Los dos son muy diferentes: Rita vive en el campo, Manfred en la ciudad, Rita es soñadora, Manfred muy racional. Sin embargo, se van a vivir juntos en Halle y Manfred trabaja como químico, mientras Rita asiste a clases de Magisterio y hace sus prácticas en una fábrica de ferrocarriles. Crecen y aparecen los conflictos personales en una Alemania con dos modos de vida y todo cambia cuando, más tarde, empieza la construcción del muro que va a separar a los dos amantes definitivamente.

En tiempos de luz menguante, de Eugen Ruge

Esta saga familiar, que abarca desde la década de los cincuenta hasta el comienzo del nuevo milenio y pasa por el emblemático año 1989 en que se produjo la caída del Muro, se centra en tres generaciones: la de los abuelos, comunistas convencidos que regresan del exilio mexicano para instalarse en la joven RDA y participar en la construcción de la nueva república; su hijo, huido de joven a Moscú y más tarde deportado a un campo siberiano, quien inicia su viaje en el extremo opuesto, los Urales, para volver, junto con su mujer rusa, a una república de pequeños burgueses en cuyo potencial de transformación sigue creyendo; y, por último, el nieto, cada vez más incómodo en la patria elegida por su familia, de la que se pasa al Oeste el mismo día en que el patriarca cumple noventa años. La luz de la ideología y la utopía política va apagándose de generación en generación.

Eugen Ruge nació en 1954 en Sosva, Sverdlovsk, Unión Soviética. Es un escritor y traductor del ruso que ganó el Premio del Libro Alemán en 2011, por la construcción de esta novela que abarca medio siglo de historia y celebrada por su madurez humana, su precisión y su humor.

Los hermanos, de Brigitte Reimann

Tenía 30 años cuando esta escritora alemana publicó Los hermanos, en 1963. Allí Reimann (1933-1973) narra su propio drama familiar: la huida de uno de sus hermanos a la Alemania Occidental y cómo la realidad cotidiana de la antigua Alemania del Este sirve para aunar la peripecia individual con el destino colectivo. Cosechó éxitos, repercusión y respeto. La novela, por su descripción de la vida cotidiana de los ciudadanos del Este alemán, fue comparada con la premiada película La vida de los otros.

La Torre, de Uwe Tellkamp

Dresde, años ochenta: los habitantes de la Torre, un barrio residencial, parecen vivir fuera del tiempo y buscan escapar a la decadencia del sistema socialista dedicándose a la música, a la poesía y a la pintura. Observan con resignación e ironía el derrumbe de la República Democrática Alemana. Con un lenguaje épico, rico, exuberante, Uwe Tellkamp ofrece a través de tres personajes miembros de una misma familia un extraordinario fresco de los años que precedieron a la caída del Muro de Berlín y el final de la RDA, recuperando del olvido la vida y la cultura de un mundo que, en caso contrario, habría seguido siendo desconocido para gran parte de los lectores occidentales. Según escribió José María Martí Font en Babelia, el suplemento cultural del diario madrileño El País, La torre es un “gran fresco al que habrá que recurrir cuando se quiera saber cómo funcionaba la sociedad socialista, como vivía y respiraba el mundo de la cultura y, en general, la élite pensante de la Alemania comunista y las razones por las que aquella entelequia creada por la guerra fría se vino abajo estrepitosamente hace ya más de dos décadas”.

SIGA LEYENDO

Berlín, antes y después del Muro: un relato argentino

10 películas y series imperdibles sobre el Muro de Berlín