Inicio ARGENTINA & EL MUNDO Invencibles: la historia detrás de la conmovedora foto de la futbolista y...

Invencibles: la historia detrás de la conmovedora foto de la futbolista y el niño sin un brazo

35
0
Compartir
La imagen que se hizo viral en internet (Foto: Washington Post)
La imagen que se hizo viral en internet (Foto: Washington Post)

Joseph Tidd, de un año, y Carson Pickett, jugadora del Orlando Pride, tienen mucho en común: ambos aman el fútbol. Ambos son deportistas. Y ambos tienen brazos izquierdos parcialmente formados. El mes pasado una foto de ellos le dio la vuelta al mundo.

La imagen fue capturada cuando Pickett, de 25 años, corrió hacia donde estaba la familia de Joseph durante un partido. Ella chocó su brazo repetidamente con el de él mientras ambos gritaban de alegría, dijo la madre de Joseph, Collen Tidd, quien se apresuró a tomarles fotos mientras su esposo sostenía a su hijo, ataviado con una camiseta púrpura del Orlando Pride.

«En este tipo de situaciones, normalmente quiero disfrutar del momento«, explicó Tidd durante una entrevista que le realizaron el martes. «Pero luego me di cuenta de algo: era una imagen realmente adorable«.

Joseph se la pasó todo el viaje de regreso mirando su brazo mientras se reía, dijo Tidd, «porque sabía que tenía una nueva amiga».

Alrededor de 2.250 bebés con defectos en las extremidades nacen en los Estados Unidos cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los niños con brazos o piernas que no se formaron completamente durante el embarazo pueden necesitar ayuda con las tareas del día a día, y en muchos casos, sentirse cohibidos por su aspecto físico.

Joseph junto a su hermana (Foto: tiddbit_outta_hand)
Joseph junto a su hermana (Foto: tiddbit_outta_hand)

Sin embargo, Joseph es un niño rebosante de confianza, un hecho que Tidd atribuye a su encuentro con otras personas que también padecen malformaciones. Y es que además de Pickett, Joseph también ha conocido al linebacker (apoyador) de los Seattle Seahawks, Shaquem Griffin, y a Amy Alamillo Siesel, miembro de Lucky Fin Project, una organización sin fines de lucro que apoya a las personas con deformaciones en las extremidades.

Tidd, de 28 años, dijo que desde su embarazo se enteró que Joseph nacería sin una de sus manos. Y aunque al principio no pudo evitar llorar, dijo que Lucky Fin la ayudó a creer en que lo más importante era que su hijo estaría bien.

A los 22 meses de edad, explicó Tidd, Joseph está mucho más que bien. Solía confundirse cuando otros niños lo agarraban del brazo, dijo, y su hermana mayor le explicaba que tenía una «aleta de la suerte», como el protagonista de la aclamada película de pixar «Buscando a Nemo».

Ahora, Joseph se presenta solito cuando conoce a otros niños. «Soy Joe. Soy Joe», dice. Luego señala su brazo y bromea diciendo que se mordió la mano que le faltaba. Sus padres no saben de dónde sacó esa historia, dijo Tidd, pero se alegran de que se haya hecho cargo de su singularidad a una edad tan corta.

La defensa del Orlando Pride, Carson Pickett, entró en el radar de la familia Tidd mientras jugaba para el Seattle Reign porque, al igual que Joseph, tenía una diferencia congénita de extremidades. Pickett se unió a su actual equipo el año pasado, y los Tidds estaban entusiasmados de que iba jugar cerca de su hogar, en Orlando, Florida.

Joseph Tidd (Foto: tiddbit_outta_hand)
Joseph Tidd (Foto: tiddbit_outta_hand)

Joseph conoció a Pickett el pasado mes de abril, cuando un reportero de Fox 35 Orlando estableció la conexión. La familia Tidd usó camisetas con el número 16 para animar a la jugadora.

Después del partido, explicó Tidd, Pickett pasó media hora jugando con Joseph.

«Le tomó un minuto darse cuenta, ‘Wow, tenemos los mismos brazos’, dijo, «y luego se rió».

Pickett también inspiró a las hermanas de Joseph, de 4 y 14 años, a no preocuparse por la «aleta de la suerte» de su hermano menor, detalló Tidd. Aunque la gente puede mirarla fijamente o hacer preguntas, Tidd dijo que la seguridad de Pickett transmite la confianza que sus hijos necesitan.

Colleen y Miles Tidd documentan las aventuras de su hijo en una página de Instagram llamada «tiddbit_outta_hand«, que esperan les recuerde a su hijo y otras personas con características como él que, si bien pueden hacerlos diferentes de los demás, deben sentirse orgullosos de quiénes son.

«Solito está demostrando que puede ser único, pero que tampoco es diferente a nadie», dijo Colleen Tidd. «Él va a ser capaz de lograrlo todo».