Inicio POLITICA Alberto Fernández suma a la UCA, Facundo Manes y los movimientos sociales...

Alberto Fernández suma a la UCA, Facundo Manes y los movimientos sociales al control de los planes de ayuda alimentaria

4
0
Compartir
El futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo ya armó el esquema central de lo que será la política asistencial de ayuda alimentaria (Nicolás Stulberg)
El futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo ya armó el esquema central de lo que será la política asistencial de ayuda alimentaria (Nicolás Stulberg) (Nicolás Stulberg/)

En medio de frenéticas reuniones para cerrar el equipo de gobierno que lo acompañará desde el 10 de diciembre en la Casa Rosada Alberto Fernández logró acordar en estos días un novedoso esquema de controles de la política social asistencial que tendrá como eje un Observatorio externo del Consejo de lucha contra el hambre con tres ejes de apoyo: un espacio de seguimiento técnico de la ayuda alimentaria, un monitoreo desde el impacto neurológico de los alimentos y una mirada desde la llegada de la asistencia en los barrios.

Este trípode de control externo que integrará el Observatorio del Consejo de lucha contra el hambre se conformará por especialistas de la Fundación INECO que lidera el neurocirujano Facundo Manes, el Observatorio de la deuda Social de la UCA y referentes de los movimientos sociales.

Según confiaron a Infobae en las oficinas de Puerto Madero donde trabaja el presidente electo, el diagrama de este mecanismo que se organizó para fijar un control externo y autónomo del próximo gobierno acaba de ser aprobado por Fernández y el futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

“Debemos ir hacia un esquema donde la política social tenga un seguimiento permanente de expertos en temas de desarrollo de los planes asistenciales, el impacto desde lo neurológico en la ingestión de alimentos y en la que hace al control en terreno de parte de los movimientos sociales”, explicó un allegado a Arroyo.

El tema del Observatorio externo del Consejo de lucha contra el Hambre fue abordado el viernes pasado por Alberto Fernández con el titular del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, referentes de la Fundación INECO de Manes y dirigentes del movimiento Barrios de Pie.

Allí se terminó de cerrar el esquema de trabajo que comenzará a funcionar ni bien se constituya el Consejo de lucha contra el Hambre que seguramente será uno de los primeros proyectos de ley que Fernández envíe al Congreso.

Esto forma parte de la convocatoria que hizo Fernández hace 20 días al Consejo de lucha contra el hambre con figuras del amplio abanico social de la Argentina como Estela de Carlotto, Marcelo Tinelli, Adolfo Pérez Esquivel y otros referentes de la política social del país.

La intención de este Observatorio será el de dar consejos, poner objeciones y corregir el programa de asistencia con la tarjeta alimentaria para una canasta básica saludable para las familias más vulnerables de la Argentina.

Entre las medidas de emergencia iniciales que se tomarán en los primeros 10 días desde la Casa Rosada será atender la situación de esos 1.000 puntos críticos de pobreza. Se trata de barrios del conurbano bonaerense, Rosario, Córdoba, Mendoza, Tucumán y varias ciudades del norte argentino donde la gente padece hambre de verdad, como salteado o carece de un alimento diario. “Hay que atender la emergencia alimentaria aunque trabajamos en paralelo para una política a largo plazo que ayude a las familias vulnerables para recibir mejores alimentos y un trabajo genuino”, explicó Arroyo a Infobae.

Agustín Salvia de la UCA y el dirigente peronista Fernando Chino Navarro, al entrar en las oficinas de Puerto Madero (Gustavo Gavotti)
Agustín Salvia de la UCA y el dirigente peronista Fernando Chino Navarro, al entrar en las oficinas de Puerto Madero (Gustavo Gavotti)

El desafío de enfrentar este plan desde el Consejo contra el Hambre es enorme si se tiene en cuenta que los niveles de pobreza en la Argentina están en el orden del 35% y que según el último informe de la UCA la inseguridad alimentaria severa, es decir aquellos argentinos que padecen hambre, alcanzó este año el 9,7% de la población urbana mientras que la inseguridad alimentaria total se ubicó en el 20%.

Desde la Fundación INECO, Manes dijo a Infobae que “el hambre y la malnutrición son problemas crónicos que, además de representar un drama humano y una inmoralidad, también encarnan una hipoteca social y una fuerte traba para el desarrollo de nuestro país”.

Así, el médico neurocirujano que hasta ahora estuvo más alineado con el gobierno de Cambiemos aclaró que el aporte que hará su Fundación INECO al Observatorio del Consejo contra el Hambre será “estrictamente técnico y sin contenido político” ya que se pondrá a disposición para colaborar con las cuestiones técnicas en aquellos planes y proyectos que aborden distintas áreas del desarrollo humano.

Desde el Instituto de Neurociencias y Políticas Públicas de la Fundación INECO, junto al Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA integrarán un área técnica para el diseño y la implementación de planes del desarrollo con base en la nutrición y los estímulos cognitivos y emocionales.

“Creemos que, para ser más eficaces, las políticas públicas deben contar con la mejor evidencia científica disponible. En el corto plazo, hay que ocuparse de los más vulnerables. La inseguridad alimentaria es un problema que lleva ya mucho tiempo en nuestro país, aunque sin dudas en este momento estamos atravesando un momento crítico. Es importante reconocer la magnitud del problema y el impacto que tiene no solo en la vida de esas personas y sus comunidades sino en todos nosotros como sociedad”, dijo Manes.

También este reconocido neurocirujano contempló un punto central de la tarea del Observatorio: “El hambre se debe resolver ya, de forma urgente y sin excusas. Pero ese no puede ser el objetivo final sino que debemos trabajar para que todos logren su desarrollo óptimo”.

Facundo Manes dijo que pondrá a disposición del Observatorio del Consejo de lucha contra el hambre a su Fundación INECO (Maximiliano Luna)
Facundo Manes dijo que pondrá a disposición del Observatorio del Consejo de lucha contra el hambre a su Fundación INECO (Maximiliano Luna)

Sucede que en la evaluación que hacen tanto en la UCA como en la Fundación INECO y otros centros de investigación en la Argentina hoy hay muchos chicos crecen en condiciones sanitarias y habitacionales precarias, expuestos a ambientes peligrosos para su bienestar físico y mental.

“No podemos contentarnos con saciar el hambre: para poder alcanzar su máximo potencial, el cerebro necesita crecer en un entorno en el que no solo estén satisfechas las necesidades nutricionales y materiales, sino también las cognitivas y socioemocionales. De otra forma, su crecimiento, capacidad de aprendizaje y estado de salud general se ven comprometidos.

No es sólo una cuestión de presupuesto, se trata de inversión estratégica, ya que existen alrededor del mundo ejemplos de intervenciones muy exitosas y de bajo costo. Pero debemos dejar de intentarlo de forma aislada, espasmódica o solo como reacción a las emergencias”, explicó Manes.

Grieta y ayuda social

Desde lo político, el neurocirujano que en su momento llevó esta misma propuesta a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal aclaró que “es imprescindible que las instituciones, los partidos políticos y toda la sociedad nos unamos para solucionar urgentemente estos dramas sociales. Y es que, en momentos crisis económica profunda como la que estamos atravesando, hay que dejar de lado algunas consideraciones y unirse alrededor de un plan que nos saque adelante a todos. Ningún plan económico ni proyecto de desarrollo que incluya realmente a los 45 millones de argentinos puede funcionar con el nivel de división actual”.

Desde el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Salvia deslizó al presidente electo conceptos similares a los de Manes. Según pudo saber Infobae, en la charla de una hora que mantuvo el viernes pasado con Fernández Salvia dejó en claro que “es necesario llevar adelante una política por la seguridad alimentaria para garantizar acceso a buenos alimentos y buenos estímulos en los sectores más vulnerables”.

También hizo una aclaración necesaria para sumarse al proyecto que fue convocada la UCA por Arroyo y es que “nuestra labor en el observatorio es para dar apoyo técnico desde las instituciones como centros de investigación como un observatorio independiente para corregir la política”.

También Salvia le dijo al presidente electo que “la mera instrumentación de una tarjeta alimentaria para los sectores vulnerables no será suficiente sino ello no se acompaña de un programa de compra de comida nutricional por lo que hay que incluir educación en valores nutricionales”, dijo.

Daniel Menéndez de Barrios de Pie estará en el armado de la nueva política social del Gobierno entrante (DyN)
Daniel Menéndez de Barrios de Pie estará en el armado de la nueva política social del Gobierno entrante (DyN)

Es decir, que la aparición del Observatorio de la Deuda Social de la UCA en el plan de asistencia que se programa el nuevo gobierno “no será para formar parte del gobierno sino colaborar y contribuir desde un espacio técnico para mejorar la política social de asistencia a sectores vulnerables. Siempre tenemos la posibilidad de retirarnos si nuestra capacidad es usada políticamente. No queremos ser cooptados por la política sino servir de aporte técnico para mejorar el desarrollo de la asistencia”, dejó trascender Salvia tras su charla con Fernández y Arroyo.

Los movimientos sociales también tendrán un papel fundamental en el control del programa de lucha contra el hambre. El dirigente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez estuvo la semana pasada en las oficinas de Puerto Madero y acordó con Arroyo sumar a los grupos piqueteros para el Observatorio del Consejo de lucha contra el Hambre.

No se sabe bien aún si será Barrios de Pie, la CCC, el Movimiento Evita o la CETEP de Juan Grabois que finalmente integre este Observatorio de control externo. Pero la idea de Arroyo es que haya referentes de los movimientos sociales que hagan un seguimiento permanente en la calle y los barrios de la llegada real de la tarjeta alimentaria y su uso correcto sin clientelismo político.

Seguí leyendo:

El equipo de Alberto Fernández entró en estado de alerta por la decisión de Donald Trump de fijar aranceles al acero y al aluminio de la Argentina

El gabinete de Alberto Fernández: los 6 ministros confirmados y la danza de nombres a 10 días del cambio de Gobierno