Inicio POLITICA Denunciaron a Alejandro Biondini por sus expresiones antisemitas contra Adolfo Rubinstein en...

Denunciaron a Alejandro Biondini por sus expresiones antisemitas contra Adolfo Rubinstein en las redes sociales

5
0
Compartir
Alejandro Biondini fue denunciado por sus expresiones contra Rubistein
Alejandro Biondini fue denunciado por sus expresiones contra Rubistein

El presidente del Frente Patriota, autoidentificado como “nacionalista y pro vida”, Alejandro Biondini, fue denunciado en la Justicia por el delito de discriminación después de haber escrito un tuit antisemita contra el saliente secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein.

“Cuando metés víboras sionistas en éste o en cualquier gobierno, finalmente te muerden. No pueden con su naturaleza”, tuiteó Biondini el último miércoles, en referencia al funcionario, tras una noticia que daba cuenta del pedido de renuncia que le había hecho Macri tras la polémica por el protocolo de aborto.

Este viernes, Biondini fue denunciado ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de Capital Federal, a cargo del juez Sebastián Ramos, por violar la ley contra la discriminación. Concretamente, se le imputa el artículo 3 de esa legislación, que dice: “Serán reprimidos con prisión de un mes a tres años los que participaren en una organización o realizaren propaganda basados en ideas o teorías de superioridad de una raza o de un grupo de personas de determinada religión, origen étnico o color, que tengan por objeto la justificación o promoción de la discriminación racial o religiosa en cualquier forma”.

Alejandro Biondini encabeza el "Frente Patriota" (foto Twitter: @BiondiniAR)
Alejandro Biondini encabeza el «Frente Patriota» (foto Twitter: @BiondiniAR) ((Twitter: @BiondiniAR)/)

Las expresiones de Biondini no son nuevas, pero su último tuit en referencia a Rubinstein generó repudio masivo, incluido el del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que consideró las palabras del dirigente nacionalista como “racistas y discriminatorias”.

“El Observatorio de Internet del Instituto emitió un informe de opinión en el que califica estas declaraciones como ‘claramente racistas y discriminatorias’ e invita a la reflexión sobre este tipo de prácticas que, amparadas en el anonimato y la ausencia de mecanismos eficientes para su retiro o eliminación, se propagan a través de las redes sociales”, comunicó el INADI.

Si bien en este caso el autor es una persona pública que escribió el tuit con su nombre, INADI consideró que “el agravio o la descalificación tendenciosa y orientada sobre la creencia religiosa escapa a todo debate lógico o sano intercambio de ideas”.

Adolfo Rubinstein, atacado por Biondini
Adolfo Rubinstein, atacado por Biondini

Además, desde el organismo consideraron: “La viralización, reproducción y difusión de este tipo de comentarios conlleva a la propagación de una ideología contraria al ordenamiento legal argentino, por lo que es importante reflexionar también sobre el rol de las empresas que ofrecen estos servicios de comunicación y la facilitación de su difusión masiva, las que deberían rever sus mecanismos de retiro y/o eliminación de contenidos violentos, racistas, estigmatizantes o discriminatorios”.

No es la primera vez que Biondini realiza este tipo de declaraciones. En abril del año pasado, escribió en sus redes sociales que “el día que el Estado de Israel sea borrado del mapa habrá paz en Medio Oriente”, en referencia al bombardeo conjunto de EE.UU., Francia y Reino Unido contra Siria tras el uso de armas químicas contra la población.

Además, Biondini explicó lo que haría en caso de llegar al poder con su partido. “Cuando lleguemos al poder, expulsaremos a los embajadores británico e israelí. Y desde luego, impulsaremos una ley para que el sionismo sea declarado como una actividad anti-argentina”, sostuvo.

A raíz de estas expresiones, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) expresó su condena.

Seguí leyendo:

Adolfo Rubinstein presentó su renuncia indeclinable como secretario de Salud tras la polémica por el aborto no punible