Inicio POLITICA Pidieron el embargo de un auto que usaba Jaime pero está a...

Pidieron el embargo de un auto que usaba Jaime pero está a nombre de su madre, que no tiene registro

3
0
Compartir
Ricardo Jaime se sube al Volkswagen Vento blanco de la polémica
Ricardo Jaime se sube al Volkswagen Vento blanco de la polémica

La fiscal del juicio por enriquecimiento ilícito contra Ricardo Jaime, Gabriela Baigún, pidió que la Justicia embargue un auto Volkswagen modelo Vento registrado a nombre de la mamá del ex secretario de Transporte porque sospecha de que ese vehículo forma parte de los bienes que el funcionario consiguió de manera ilícita mientras ocupó su cargo entre 2003 y 2009.

El pedido de la fiscal es para que se embargue el vehículo a nombre de María Margarita Silvestre, madre de Jaime, jubilada de 89 años quien extrañamente nunca tuvo licencia de conducir. El auto es Volkswagen Vento 2.0 TSI modelo 2013, color blanco con vidrios polarizados, chapa NBS036, patentado en Córdoba el 18 de setiembre de aquel año. Por entonces la madre de Jaime tenía 83 años y ese vehículo fue utilizado por el ex funcionario para concurrir al edificio de Comodoro Py a acompañar a una indagatoria a su ex mujer y las hijas de ella.

Aquel 19 de diciembre de 2013 cuando apareció Jaime utilizando el auto que pidió embargar Baigún, declararon en indagatoria Silvia Reyss -quien fue pareja de Jaime mientras fue funcionario público- y las hijas de ella: Agostina y Lorena Jayo. Las tres mujeres están siendo juzgadas como testaferros de Jaime ya que aumentaron sus bienes sin poder justificarlos en el mismo período en el que el ex funcionario hacía negocios oscuros en la secretaría de Transporte. El auto aún continúa a nombre de la madre de Jaime.

Baigún solicitó el embargo del auto ante el Tribunal Oral Federal 6 que lleva adelante el juicio por enriquecimiento ilícito contra Jaime. Los jueces rechazaron el pedido de la fiscal quien apeló la decisión ante la Cámara Federal de Casación Penal.

Según el pedido, la madre de Jaime no sólo es jubilada desde 1998 sino que además el auto que usaba su hijo pero estaba a nombre de ella, tiene un valor actual de 700 mil pesos. La anciana no podría justificar la compra de ese bien -producida en 2013- con el nivel de ingresos que tiene desde hace años. Y como el auto era utilizado por Jaime la fiscal sospecha que forma parte de la fortuna que acumuló el ex funcionario de manera ilegal durante los seis años que fue secretario de Transporte.

Por el momento, los jueces del Tribunal Oral Federal 6 evaluaron que el vehículo en cuestión no se relaciona con los demás bienes que integran la investigación por enriquecimiento ilícito de Jaime porque su existencia fue introducida en el juicio oral y no durante la instrucción de la causa. Es por eso que denegaron el embargo.

“Es un bien que resulta producto (indirecto) o provecho del delito investigado, pues su adquisición se produce con los fondos ilícitos resultantes de la venta de bienes que constituyen el enriquecimiento ilícito”, sostuvo la fiscal en la apelación ante la Casación.

Para fundamentar su apelación Baigún sostuvo que Reyss y Lorena Jayo, una de las hijas, vendieron bienes como un yate, otro auto y una motocicleta, y el dinero de ello “posteriormente habría aplicado a la compra del vehículo a través de su madre María Margarita Silvestre”.

“La circunstancia de que tiempo después Ricardo Jaime apareciera utilizando un automóvil que se encontraba registrado a nombre de su madre, la señora Silvestre, quien no contaba con ingresos suficientes para comprarlo, y nunca registró licencia de conducir, permite inferir que el dinero resultante de la venta de los bienes objeto de la imputación, habrían sido aplicados por el imputado a la compra del Volkswagen Vento, operación concretada por 204.000 de pesos”, concluyó en su planteó Baigún.

Jaime está preso desde abril de 2016 condenado con sentencia firme por la Tragedia de Once. También por recibir dádivas (coimas) de empresarios a los que debía controlar y por robar pruebas de un allanamiento. En tanto está en juicio oral por otros casos de corrupción: uno de ellos es el de enriquecimiento ilícito.